Es una rama de la medicina que investiga la causa, el origen y la naturaleza de las enfermedades. Implica el examen de tejidos, de órganos, de líquidos corporales y de autopsias para estudiar y diagnosticar una enfermedad.